La Ciudad de la Diferencia

La Fundación Baruch Spinoza organizó en el año 1996 la exposición La Ciudad de la Diferencia, inaugurada por primera vez en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Posteriormente La Ciudad de la Diferencia se expuso en Madrid, San Sebastián, A Coruña y Marsella.

 De acuerdo con la postura de la Fundación de defender el pluralismo y la libre circulación de ideas, y contra el racismo, la intolerancia y el antisemitismo, organizó esta exposición con la vocación didáctica de mostrar al conjunto de los ciudadanos, y sobre todo, a los más jóvenes, los argumentos que sustentan la causa de la paz entre los que, siendo diferentes, están destinados a convivir en una misma sociedad.

 La Ciudad de la Diferencia quiere explicar que, si las personas y culturas que integran el mundo reclaman que los consideren iguales, es solamente porque antes han conseguido la dignidad de ser reconocidos como diferentes. Defender esta riqueza cultural, la diversidad claramente visible a todas las grandes ciudades del planeta, denunciar a los que quieran escuchar como única su propia voz y reivindicar la variedad humana fueron los objetivos de esta exposición.

 Dirigida a un público general y, en especial, a los escolares, la muestra se organizó según los siguientes ejes:

 _El conocimiento, la comunicación y la comprensión entre culturas diferentes ha representado históricamente, un progreso por lo que se refiere al saber y una ampliación de los horizontes del conocimiento humano.

 _El conocimiento y la comprensión de otra cultura implican una cierta relativización de la cultura propia del observador. Una relativización que hace considerar que la cultura propia no es globalmente superior ni inferior, sino, simplemente, diferente.

 La muestra no huía de afrontar la realidad de los conflictos entre las culturas. Por el contrario, propuso una reflexión sobre sus causas y, finalmente, una clara conclusión:

 Vivir las diferencias son prejuicios y poder responder a los riesgos del totalitarismo, el racismo, la xenofobia y el antisemitismo, no solamente con argumentos éticos y morales, sino también con argumentos científicos, históricos o sociológicos.

































No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.